Caminos de Ronda

 

Los Caminos de Ronda son uno de los grandes atractivos puntos de interés por parte de los senderistas y los turistas que visitan la Costa Brava. Es sin duda una forma práctica y activa de conocer todo el litoral del norte de Catalunya.

Desde Can Poch os proponemos 3 rutas, que por proximidad al alojamiento y por belleza indiscutible supondrán una buena forma de desconectar y disfrutar al máximo de vuestra estancia.

Ruta de St. Feliu de Guíxols a Palamós

Saliendo desde la población de Sant Feliu de Guíxols y voreando la costa, pasamos por cala del Molí, cala Maset y la Playa de Sant Pol. A continuación no encontramos con S’Agaró en el Camino de Ronda, el cual se reconvirtió en un paseo planificado y diseñado por el arquitecto Rafel Masó el año 1916. La ruta continúa hacia la playa de Sa Conca y después, rodeando la desembocadura del río Ridaura, llegamos a la población de Playa de Aro. Cruzamos esta población por el paseo marítimo y nos dirigimos hacia Sant Antoni de Calonge. El tramo que viene a continuación es espectacular ya que el Camino de Ronda se convierte en un estrecho sendero que serpentea entre acantilados, calas de agua cristalina y playas de arena de grano grueso. El tramo de Calonge hasta Palamós transcurre por un agradable paseo marítimo junto a la playa.

La distancia total es de 17,4 km.

Ruta de Palamós a Llafranc

Empezando desde Palamós y tras cruzar cala Margarita subimos a la cima de cap Gros. Las vistas desde este punto son excelentes. En breve llegamos a la playa de la Fosca, donde están las ruinas del castillo de San Esteban. A partir de aquí comienza el tramo más salvaje del Camino de Ronda. Pasamos por s’Alguer, pequeño núcleo de pescadores de arquitectura tradicional mediterránea, la playa de Castillo una de las únicas playas vírgenes de la Costa Brava, cala Canyers, cala Corbs, cala Estreta, cap de Planes y cala el Crit. Luego subimos hasta cap Roig, para bajar hasta la playa del Golfet y sin darnos cuenta llegaremos a Calella de Palafrugell. Desde aquí seguimos hasta Llafranc.

En total, la distancia recorrida es de 13,1km.

Ruta de Llafranc a Begur

La caminata empieza en Llafranc y tras una fuerte subida llegamos a la montaña de San Sebastián, donde se encuentra el faro más potente de la península, una ermita, una torre de vigilancia de origen medieval y los restos de un poblado ibérico. Desde este punto, los pies del acantilado conocido como el salto de Romaboira, las vistas de la costa son impresionantes. Bajamos por un sendero dirección cala Pedrosa y luego serpentea los acantilados en dirección a Tamariu. A partir de esta población nos adentraremos por senderos estrechos, que transcurren por el bosque, hasta llegar a la playa de Aiguablava, puerto de ses Orats y Fornells. Para finalizar, tras una fuerte y mantenida subida, llegaremos a la población de Begur.

Avisamos, este tramo es el más duro, y requiere cierta preparación física. En total, habremos realizado 12,5 km, pero con un desnivel de 655m.

Encontraréis toda la información en: www.camideronda.com