Puntos de interés

 

Begur y sus playas

La costa de este pequeño municipio catalán disfruta de un litoral de belleza difícil de igualar, en la cual los acantilados, pinos y sus escondidas playas y calas de agua cristalina visten esta zona como un paradigma de la Costa Brava. Begur cuenta con ocho zonas marinas. Nosotros os recomendamos dos de las mejores:

Sa tuna es una cala que se encuentra a unos 10 minutos en coche del centro urbano, característica que la convierte en especial y poco frecuentada. Ofrece un agradable baño en aguas limpias y transparentes, y tranquilos paseos por el Camino de Ronda.

Aiguablava también es otro ejemplo de aguas cristalinas, pero en este caso, destaca su poca profundidad y su arena fina y clara.

Por otra parte, en núcleo urbano de Begur no es menos bonito. Su histórico castillo y su casco antiguo hacen que el pueblo parezca cobrar vida. Además, el estilo colonial de sus calles hace de él una de las zonas más pintorescas de la Costa Brava.

Pueblos Medievales

La zona del Empordanet (la Costa Brava interior) también destaca por su pasado medieval. Peratallada es una localidad que fue declarada conjunto histórico-artístico por ser uno de los núcleos de arquitectura medieval más importantes y mejor conservados de Catalunya.

Madremanya se encuentra encima de una colina. Presidido por una gran iglesia parroquial fortificada, conserva la estructura urbana de orígenes medievales y gran parte de las casas que formaban parte del pueblo en los años XVI, XVII y XVIII.

Monells está construido alrededor de un antiguo castillo, del que solamente se conservan las murallas. El encanto del pueblo reside en us pasado medieval, de nobles y caballeros, de mercados, castillos, barones y baronesas y reyes.

Como curiosidad, cabe destacar que fue una de las localizaciones elegidas para el rodaje de la película Ocho apellidos vascos.

Faro de St. Sebastià

Este faro es uno de los más potentes de España y se encuentra situado en un minúsculo cabo rodeado de agrestes acantilados. Subiendo una carretera de varias curvas desde la bonita playa de Llafranc, en Palafrugell, nos encontramos con una de las bellezas del litoral catalán.

Desde su cima podemos disfrutar de unas vistas envidiables, donde podemos contemplar las playas de la población así como la silueta prominente de la costa.

Girona y el casco antiguo

Siendo una de las capitales de provincia de Catalunya, es una ciudad relativamente pequeña y acogedora. Su territorio es cruzado por cuatro ríos, factor que la dividió en varias partes durante la edad media.

Dispone de un patrimonio artístico e histórico de gran importancia. Su Catedral es famosa por pertenecer a tres estilos arquitectónicos distintos: románico, gótico y barroco. Su claustro es románico, su nave gótica y sus detalles barrocos. También ha sido parte de las localizaciones cinematográficas, ya que aquí y en el casco antiguo es donde se rodó parte de la sexta temporada de la exitosa serie Juego de Tronos.

Otro atractivo de la ciudad es su casco antiguo (también llamado Barri Vell). Es el corazón de la antigua ciudad romana, llamada Gerunda, y contiene el patrimonio artístico más relevante de la ciudad. Basílicas, catedrales y esbeltas componen sus empedradas calles. Si paseamos por ellas encontraremos los baños árabes, la judería (o Call Jueu) o los puentes sobre el río Oñar, entre otros atractivos.